Mejoramos la calidad de vida de las personas mayores con necesidades asistenciales

twitterfacebookYoutube

Teléfono de Atención al Ciente

902 40 20 20

Noticias

Todas las semanas llevamos a cabo el Taller de Gerontogimnasia, siendo uno de los más preferidos por nuestros residentes. Todos los ejercicios que realizamos no solo van dirigidos a personas autónomas, sino también a residentes con movilidad reducida e incluso diagnosticados de enfermedad de Alzheimer con bajo nivel de dependencia.

Dichos ejercicios son básicos y referidos a la estimulación de articulaciones, músculos, brazos, piernas, etc., promoviendo el ejercicio físico dentro de la posibilidad física de cada persona. Sin embargo para no convertir dicho taller en una actividad rutinaria, hemos utilizado una herramienta muy conocida en la tercera edad como es “el bastón”. Nuestros residentes han conocido el múltiple uso de esta ayuda técnica, y a partir de ahora, no sólo lo utilizarán como apoyo o estabilidad en la marcha sino como material para realizar la actividad física combinando coordinación-equilibrio-fuerza y, sobre todo, risoterapia. Sin olvidar, el uso complementario de las picas y pelotas favoreciendo la estimulación funcional de todos los músculos.

Con estas actividades evitamos la posible monotonía que se pueda crear a lo largo del tiempo, además de ir incrementando el número de asistentes a las terapias en grupo.

El pasado viernes contamos con la fantastica actuación del quinteto jubilandia. Este grupo deleitó a nuestros mayores con una actuación de música compuesto por canciones poulares. Los residentes pudieron recordar canciones como alma, corazon y vida, clavelitos, etc.

Los mayores del Centro “Bartolomé Sánchez Moreno” de Oria han comenzado a elaborar de forma manual con diversos materiales las que van a ser las flores que van a vestir este año la Cruz del centro. Los colores que han elegido para esta celebración han sido el rojo y el blanco y ya están deseando que llegue el día en el que entre todos van pinchando estas flores en el cuerpo de la Cruz haciendo una serie de dibujos que embellecen aún más esta figura. Durante las siguientes semanas seguirán elaborando el resto de flores para tenerlo todo listo antes del puente de Mayo y adornar todo el mes de las flores la residencia con su creación.

Siguiendo con la tradición de esta semana tan peculiar, aparte de degustar el típico menú de “potaje de vigilia”, hemos aprovechado para animar a nuestros residentes para que ayudaran a nuestras cocineras en la elaboración de ricos postres. Para ello y desde muy temprano ya olía a canela y azúcar en todo nuestro centro y es que las cocineras junto con algunas de nuestras residentes preparaban la masa para la posterior elaboración de “las blandillas”. Unas echaban la masa para freír, otras las untaban para así obtener buenísimos resultados. Dicho dulce en forma de rosquilla fue degustado por nuestros residentes, disfrutando del postre típico de estas fechas.